Glecore Acopio

Soja: las intensas lluvias registradas en Chaco, Tucumán y Santa Fe podrían provocar pérdidas de superficie cosechable

21/02/2020 - General - InfoCampo
campo de soja inundadoAsí lo aseguró la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en su último informe. También se relevaron ataques de isoca sobre el sur de Córdoba, La Pampa y, el oeste y sur de Buenos Aires
campo de soja inundado

Según el último informe agrícola lanzado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, las lluvias de entre 120 y 280 mm sobre Tucumán, el sur de la provincia de Chaco y el norte de Santa Fe, podrían provocar pérdidas de superficie cosechable como consecuencia del exceso hídrico.

Pese a este escenario, un 97% de área implantada actualmente cuenta con una condición hídrica entre óptimo y adecuada, y permite mantener la proyección de producción de 53,1 MTn sin descartar futuros incrementos dependiendo de las condiciones agroclimáticas de las próximas semanas.

panorama de la soja
Soja de primera

Actualmente, más del 74% del área de soja de primera se encuentra definiendo rindes. Mientras que los cuadros más demorados ubicados sobre el NEA, se encuentran en etapas iniciales de fructificación y, los lotes más adelantados ubicados sobre el Núcleo Norte, están a pocas semanas de cosecha con expectativas de rinde superior a la media histórica. Un 97% de dichos planteos mantiene una condición hídrica entre adecuada y óptima y más de un 99 % una favorable condición de cultivo.

Soja de segunda

En el caso de planteos de segunda, a la fecha un 60,8% del área se encuentra en etapas reproductivas, y representa un adelanto interanual del 4%. Al momento de la presente publicación (19/2), el 98,1% de los cuadros implantados mantienen una condición hídrica favorable y el 100% una buena condición del cultivo.

Sin embargo, el déficit hídrico durante el inicio del ciclo del cultivo retrasó el desarrollo del mismo, y puede observarse un menor tamaño de planta y una menor cobertura aérea en los cuadros implantados sobre el NOA y Sur de Córdoba.

Con respecto a la presión sanitaria, se relevaron ataques de isoca sobre el sur de Córdoba, La Pampa y el oeste y sur de Buenos Aires mientras que, sobre el centro y el sudeste de Buenos Aires se llevaron a cabo medidas de control para enfermedades de fin de ciclo tales como mancha marrón.