Glecore Acopio

Productores ahorraron hasta US$ 40 por hectárea con agricultura de precisión en 9 de Julio

02/12/2019 - General - InfoCampo
La integración de los servicios de Asesoragro con la división de lotes por ambientes de Auravant permitieron obtener mayor rentabilidad en cultivos de maíz, soja y trigo.

En la localidad bonaerense de 9 de Julio y alrededores, productores lograron ahorrar de US$ 5 hasta US$ 40 por hectárea en la siembra de trigo, maíz y soja gracias a la agricultura de precisión.

Los datos le pertenecen a un relevamiento que realizó Asesoragro, un equipo de consultores y asesores agronómicos que trabajan con Aapresid, Aappce y CREA, y que ahora incorporaron la plataforma de Auravant con sus ambientaciones.

Tanto en 9 de Julio como en Rojas y Vedia, los expertos dividieron cada lote por “ambientes” e identificaron las zonas productivas (alta, media y baja), para realizar una planificación de trabajo de manera diferenciada.

“En las zonas de alta productividad vamos a poner más semillas, más fósforo, más nitrógeno, más fertilizante para tratar de conseguir mejor rinde. En las zonas más pobres del lote vamos a correr menos riesgo bajando esa cantidad de insumos, poniendo menos semillas, menos fertilizante, buscando estabilidad y aumentar los rindes”, explicó Valentín Álvarez, ingeniero agrónomo de Asesoragro.

En ese marco, Álvarez resaltó que en maíz es donde se registra más rentabilidad, porque se puede hacer siembra variable y fertilización de fósforo y de urea variable. “Entran los tres parámetros y podés ahorrar semilla, nitrógeno y fósforo”, detalló.

Es que la integración de los dos servicios sumó valor agregado y resultó rápido y fácil, dado que las imágenes satelitales y las capas que brinda la plataforma se apilan y se procesan según el criterio agronómico de la consultora. “Una vez que tenemos esa ambientación, vamos al campo y chequeamos lo que hicimos en la oficina utilizando la App móvil de Auravant. Después, mediante análisis de suelo por ambiente, diagnosticamos la fertilización o la densidad de semillas que va a necesitar cada zona, hacemos seguimiento cuando se hace la aplicación de fertilizante o la siembra y pedimos el reporte a los contratistas de los kilos utilizados”, sintetizó Álvarez.

En tanto, el último paso del circuito será contrastar el trabajo contra los mapas de rendimiento, y analizar el margen bruto real de cada ambiente.

“Todo lo que nosotros vemos a campo está respaldado por lo que nos muestran las imágenes satelitales que nos brinda Auravant, las alertas, las anomalías: todos los sistemas de alerta con los que cuenta la plataforma”, destacaron desde Asesoragro.